Páginas

martes, 24 de julio de 2012

¡Segundo pendiente! :D

¡¡Hoy estoy súper feliz!! Tras tres meses de ansia viva, ¡¡al fin me han hecho el segundo pendiente!!
La verdad, cuando entré en la farmacia para preguntar si hacían pendientes, no me imaginaba en absoluto que me lo harían en ese mismo instante. Me puse nerviosa, sí, pero no fue para tanto. Sé que a mucha gente le da miedo hacerse eso, ¡pero no es nada, lo aseguro! Aquí os cuento un poco cómo es eso de hacerse un segundo pendiente, para todo aquel que tenga inseguridades :) (al lado, pongo una foto de mi pendiente :D).
Si te quieres hacer un pendiente en la oreja, ya sea el primero o el segundo o el tercero o cual sea, no te aconsejo hacértelo en el cartílago. ¿Por qué es esto? Porque si se te infecta, que es lo más seguro, se te va a hacer una bola que te va a dar miedo. Yo reconozco que hasta que me lo dijo el farmacéutico quería hacerme un pendiente en el cartílago más adelante, pero ya no estoy segura. Mejor háztelo en el lóbulo, al lado del que ya tenías, que queda precioso :) Bien, una vez que hemos aclarado este punto, te aconsejo que te lo hagas en una farmacia, ya que de hacértelo tú o cualquier otra persona no profesional podría infectarse y, te lo puedo asegurar, no es agradable. Bueno, lo único que hay que hacer es ir a alguna farmacia que haga pendientes y, si es posible, que el dependiente tenga experiencia. Te mostrará algunos pendientes medicinales, para que escojas. Hay plateados, dorados, con dibujitos... Coge el que más te guste (yo, sin dudarlo, cogí la estrella dorada *W*), pero tampoco hace falta que lo pienses mucho, ya que más tarde te podrás poner el pendiente que tú quieras. Cuando hayas escogido, el farmacéutico sacará una pequeña pistolita, pero no te asustes: no hace nada. Te dará un espejito, cogerá un rotulador y te preguntará dónde lo quieres. No te aconsejo que lo pegues mucho al pendiente, porque luego las tuercas chocan y no te los puedes poner a la vez. Después (no hace falta que mires, por supuesto), colocará la pistola y disparará. Te estarás preguntando: "¡¿Pero no duele?!". NO, no duele absolutamente nada. Recuerda el dolor de un análisis de sangre, o de una vacuna; pues duele menos. Luego, cuando pasa un ratito después de hacértelo, escuece un poquito, pero no es nada insoportable.
Cuando te lo hayas hecho, durante veinte días no te puedes quitar el pendiente medicinal y debes limpiarlo a diario con alcohol. Yo estaba preocupada por si no podía bañarme en la piscina, pero cuando se lo pregunté al farmacéutico me miró sorprendido y contestó: "¿Y por qué no podrías bañarte? Tranquila, los pendientes están hechos a prueba de eso, báñate si quieres en la piscina o en la playa". Así que, ya sabéis, ¡¡es muy cómodo y quedan preciosos!!
Un abrazo de vuestro Gri.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! estaba buscando información sobre el segundo pendiente y econtrñe tu blog, la verdad es que yo también me lo quiero hacer porque se que me quedará bastante bien, pero antes quiero informarme, ¿cuanto te costó hacértelo y el pendiente?
    Uf, que nervios, me lo quiero hacer lo antes posible, en un principio quería mañana pero a lo mejor me espero hasta el viernes, no se xD
    Un beso y te sigo ya!!
    Puedes contestarme en mi blog
    http://www.Thedreamsofyourlife.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. hoola carmen! gracias por leer mi blog :) sobre el segundo pendiente habla con grisam, quien a hecho este articulo, yo solo te puedo decir qe no te vas a arrepentir, es chulo y no duele. un beso y suerte. visitare tu blog! (puedes seguirme en twitter y facebook y visita el blog de grisam en ell cual tambien participo www.elrincondefairyoak.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  3. wooow,tu blog me ha servido de mucho!!!!!
    queria hacerme un segundo pendiente pero estava muy insegura...
    muchisimas gracias wapa!!

    ResponderEliminar
  4. Hola¡! Este bolg está muy bien, te felicito, la verdad... Es que yo soy una miedica y... Estoy bastante insegura. Eso si, lo primero es convencer a mi padre, según él, eso es de gamberra, pero bueno, es fácil convencerlo. Me sigue dando un poco de miedo, como te he dicho soy muy miedica y me lo quiere hacer con mi mejor amiga, pero claro ella en estas cosas es como yo. Gracias =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta! muchas gracias :) Bien en realidad este artículo lo escribio mi amiga que colabora en mi blog, que en cuanto se lo hizo quiso contar su experiencia y explicar como es :) yo personalmente escribiré otro a partir del viernes, ya que ese dia me haré el segundo, tercero y el de arriba y quisiera contaros como fue :)
      Si quieres hacertelo, simplemente hazlo! Explicale a tu padre que no duele y que ahora lo lleva bastante gente, por lo que no es algo exclusivo de "macarras", además, si estas un poco insegura y una vez hecho, no te gusta como quedo o algo por el estilo, dejas de poner pendiente y se cierra! como si nunca lo hubieses llevado. No duele nada, nos sientes nada y se hace muy muy rapido. queda bonito y es barato (si te cuesta algo mas de 5 euros, te estan timando) Gracias por llerme :) besos

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar