Páginas

martes, 10 de julio de 2012

El suelo está cada vez más lejos

Hoy he recordado que, de pequeña, cuando mi padre me cogía en brazos y yo miraba al suelo, le preguntaba:
-¿No tienes vértigo desde aquí arriba?
Por aquel entonces ya tenía miedo a las alturas, por eso le planteé esa pregunta.
Y cada vez que me cogía, le preguntaba lo mismo. Mi padre reía y me respondía:
-¿Y por qué debería tener vértigo?
Yo era pequeña, y no comprendía que yo aún era muy bajita y que, cuando creciera, vería que en realidad no es tan alto, sino que te acostumbras a esa altura, que no creces de golpe.
Pero recordando... me ha entrado melancolía. Recordé esos momentos, de pequeña, cuando aún tenía que llevar un babi al colegio, cuando era tan tímida, cuando lloraba por cualquier cosa. Cuando sentía todo mucho más fuerte, cuando el tiempo pasaba despacio, cuando disfrutaba más...
Sé que no vale la pena amargarse por eso, pero lo cierto es que me gusta recordar esos momentos. ¿Nunca os ha pasado que recordáis todos esos momentos buenos, que os gustaría volver a esos tiempos?
A mí sí :)
Y hoy, mirando al suelo, lo he visto lejos de mí. Me puse de cuclillas, tratando de adoptar la misma altura que tenía de pequeña, y reí al imaginarme a mí misma preguntándole sobre el vértigo a mi padre.
El suelo estaba tan cerca... Cada vez se aleja más.

Vuestro Gri.

3 comentarios:

  1. Me encanta la entrada Grisam! A mi también me gustaría volver a esos tiempos ^^

    ResponderEliminar
  2. Jeje, ¡gracias!
    Pero bueno, también está bien ser mayor ;) Así tenemos móvil, más tarde coche... etcétera (?) xD

    ResponderEliminar